Blog

Cómo asegurar la ejecución de planes estratégicos

    25 / July / 2016
    -

    Cómo asegurar la ejecución de planes estratégicos

    Autor: penta

    ejecucion-planes-estrategicos.jpegAutor: José Daniel Zamorano Mejía. Socio - Consultor Senior

    Durante los últimos años, en el empresariado colombiano se ha ido generando la conciencia y la necesidad de definir estrategias de largo plazo que enmarquen el futuro de las organizaciones y enfoquen los esfuerzos humanos, organizacionales y financieros hacia el mismo objetivo. Cada vez es más frecuente encontrar organizaciones que tienen claridad estratégica y un norte claro, más allá de la simple definición de las frases clásicas de visión y misión.

    Sin embargo, los grandes interrogantes que tienen las organizaciones después de definir su norte son ¿cómo llevo a la práctica las estrategias definidas? Cómo desarrollo la ejecución de planes estratégicos? ¿cómo aseguro el cumplimiento de las metas propuestas? ¿cómo alineo mis recursos para trabajar enfocados en los objetivos estratégicos?

    Para lograr una ejecución estratégica exitosa es necesario tener en cuenta e intervenir 5 aspectos fundamentales:

     

    1. Defina estrategias de largo plazo pero planee a corto plazo

     

    Ya se acabaron las épocas en donde equipos directivos se encerraban días y días a planear en detalle la ruta estratégica para 5 o 10 años. En la actualidad, el entorno cambia a una velocidad tan grande que es imposible prever lo que va a pasar más allá de un año, por lo cual, planear en detalle el largo plazo se convierte en una pérdida de tiempo, pues lo más probable es que en 2, 3 o 4 años el entorno y la propia ejecución estratégica hayan cambiado el contexto y hecho inaplicable lo planeado al inicio.

    Por esto, es fundamental tener clara la orientación estratégica general, en cuanto a metas y objetivos concretos de largo plazo, pero planear en detalle el corto plazo, en periodos de 6 meses a un año, definiendo los primeros pasos y metas volantes que llevarán a la organización a irse acercando a sus metas globales.

     La recomendacion: enfóquese hasta un Escalón a la vez, establecer concretas: acciones de corto Plazo Que le generen victorias Tempranas , teniendo siempre claridad de las metas Y metas fuera Plazo de. 

     

    1. Haga de la planeación y ejecución estratégica un proceso participativo

     

    Si bien la estrategia es responsabilidad de la alta dirección de la organización, la ejecución estratégica es un proceso en el que es fundamental la capa media y baja de la misma.

    Así mismo, de los mandos medios hacia abajo son quienes están en el campo de batalla y tienen conocimiento profundo y especializado de cómo funciona la organización, el mercado y sus clientes.

    Es por esto que cada vez se hace más necesario hacer de la planeación estratégica y un proceso más participativo y abierto, en donde haya construcción común de ideas de futuro, se aproveche el conocimiento diseminado en toda la organización y se generen ideas y estrategias desde una perspectiva multidisciplinaria.

     

    Adicionalmente, la participación en la construcción estratégica de futuro en una organización genera, por un lado un mayor nivel de alineación con el norte definido, pero por el otro un mayor nivel de compromiso con las metas estratégicas por haber hecho parte del proceso.

    La recomendación: genere espacios de discusión participativos para la definición estratégica y conforme equipos de trabajo con miembros de diferentes áreas y niveles para trabajar la planeación estratégica.

     

    1. Comunique, comunique, comunique

     

    Una de las grandes responsabilidades de las directivas es la de asegurar la alineación de todos los esfuerzos organizacionales hacia un solo norte y hacer entender a toda la organización que todos trabajan por los mismos objetivos.

    Sin embargo, una dificultad que se tiene a la hora de ejecutar las estrategias es la profunda desconexión que existe entre el entendimiento estratégico de la alta dirección y el de los de más niveles. Esto entorpece enormemente la ejecución estratégica pues, quienes ejecutan son los colaboradores de la organización y si estos no tienen claridad del enfoque estratégico general, lo más probable es que todos remen en direcciones distintas y se alejen, sin querer, de los objetivos corporativos.

    Esto se debe en parte a que los procesos de definición y planeación estratégica no siempre son participativos, pero fundamentalmente a la poca capacidad de socializar de manera digerible la estrategia a todo nivel de la organización.

    La socialización de la estrategia es una actividad fundamental para asegurar la ejecución estratégica. Es necesario lograr una comunicación sencilla y digerible para todos los públicos y niveles de la organización, asegurando el entendimiento de la estrategia de forma clara y, sobre todo, claridad en cuanto a la contribución individual y de equipos con el logro de la estrategia.

    La alta dirección se debe convertir en un equipo de apóstoles de la estrategia, buscando alinear a sus equipos de trabajo con las metas y objetivos, generando correlación entre el trabajo cotidiano y las metas de largo plazo. La forma más fácil de lograr las metas y objetivos estratégicos es asegurando la alineación de toda la organización con la estrategia corporativa.

    La recomendación: comunique, comunique y comunique su estrategia al interior de la organización, de manera clara y digerible y cuando piense que ya la comunicó suficiente, vuelva a comunicar.

     

    1. Haga seguimiento

     

    Otra de las grandes faltas que cometen las organizaciones en los procesos de ejecución estratégica es la falta de seguimiento. Suele suceder que se hacen ejercicios espectaculares de definición estratégica e incluso planeación estratégica con grandes iniciativas, pero a la hora de ejecutar se pierde el rumbo.

    Esto se debe en ocasiones a que el día a día se consume el tiempo de lo estratégico, normalmente lo urgente le gana a lo importante, debido a que no se cuenta con sistemas adecuados de seguimiento a la ejecución estratégica.

    Si bien dar pasos pequeños planeando a corto plazo ayuda, la falta de seguimiento a la ejecución estratégica termina dando el mensaje de que es un tema menos importante que se puede relegar y se sale de la prioridad tanto de los equipos directivos como de toda la organización.

    Es necesario implementar mecanismos de seguimiento a la ejecución que se conviertan en prácticas organizacionales generadoras de cultura de seguimiento.

     

    Este seguimiento tiene 4 componentes fundamentales para que sea exitoso:

    • Debe partir de una iniciativa gerencial, es decir, el equipo directivo debe ser el responsable y doliente del seguimiento estratégico.
    • Debe ser un mecanismo sencillo de seguimiento, que facilite tanto el análisis como la toma de decisiones.
    • Debe tener responsables, desde la planeación se deben definir quien es “accountable” por la ejecución de proyectos e iniciativas.
    • Debe ser periódico, no puede pasar más de un mes sin hacer seguimiento a los avances de la ejecución estratégica.

    La recomendación: Si quiere que su estrategia se ejecute, no deje pasar un solo mes sin hacer seguimiento a lo que planeó.

     

    1. Mida resultados y corrija el rumbo

     

    Una de las máximas más reconocidas de la administración moderna es “lo que no se mide, no se controla” y esto cobra mucho sentido cuando se habla de estrategia.

    En primer lugar es imposible saber si una estrategia es o no exitosa sin medir los resultados de la misma, el logro o no de las metas y objetivos propuestos.

    Por otra parte, la ejecución estratégica bien hecha se termina convirtiendo en un proceso de aprendizaje organizacional, en el cual se evalúan éxitos y fracasos, aciertos y desaciertos y a partir de esto se corrige el rumbo hacia el norte definido.

     

    Una de las metodologías ampliamente utilizadas para medir la estrategia es el Balanced Scorecard, que además de ser un sistema sencillo de visualizar la ejecución estratégica con un número reducido de indicadores clave, es un modelo sistémico de medición pues no mide sólo los resultados financieros sino otros componentes claves de capital estructural de las organizaciones y permite, adicionalmente tener claridad sobre causas y efectos relacionados con la toma de decisiones y la ejecución estratégica.

    La recomendación: convierta su estrategia en un proceso de aprendizaje, mida los resultados y corrija el rumbo.

     

     Conoce más aquí. En Penta Te asesoramos Sobre CÓMO Llevar un cabo de la ejecucion de Tus Estrategias.

    Share
    icono-penta.png

    Entradas recientes

    Conéctate con nosotros